La rotación de los fijos discontinuos supera a la de los temporales.

Un efecto "indeseado" de la reforma laboral. La dinámica recuperación del empleo tras la pandemia y la última reforma laboral en activo desde hace cinco meses han modulado las cifras de contratación, disparando los indefinidos, aunque el análisis de los datos arroja luces y sombras en la calidad del empleo creado. Yendo al detalle de los contratos indefinidos, la mayor subida se la anotan los fijos discontinuos (207.288), que se incrementaron en abril en un 158,98% con respecto al mes anterior mientras que los indefinidos lo hicieron en un 58,28% (512.967). Desde Adecco también destacan el uso de la contratación de duración determinada. Los contratos por circunstancias de la producción (que buscan sustituir a los eventuales) han disminuido sólo un 8,04% mientras que los de sustitución (anteriormente de interinidad) han disminuido un 23,38%. Además, los de circunstancias de la producción constituyen la mayor parte de los contratos temporales (43,9%). Los contratos de formación en alternancia (que sustituyen a los formativos/aprendizaje) disminuyen un 33,76% y los de obtención de práctica profesional (que sustituyen a los antiguos de prácticas) disminuyen un 40,28%.

Fecha publicación: 5/26/2022
Top

 

 

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recoge, ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su consentimiento.

Pulse para obtener más información.